CONTRA LA SUBIDA DEL 15% EN EL RECIBO DE LA BASURA

Engañados, estafados, cabreados y angustiados se sienten en estas fechas muchos vecinos de San Lorenzo de El Escorial. Y el motivo no es otro sino el espectacular incremento que ha experimentado el último recibo de la Basura que ha llegado a los hogares sanlorentinos, cercano al 15%. En las calles, en las plazas, en los bares, en los comercios, no hay otro tema de conversación: el último recibo de la Basura ha caído como una losa sobre los contribuyentes de San Lorenzo de El Escorial, haciendo que, quien más quien menos, eche pestes por la boca del Equipo de Gobierno del Partido Popular que ha decretado unilateralmente la subida.

La política recaudadora del alcalde se basa en la premisa de que pague más el que más desperdicios y basuras genera, y aun cuando el servicio de recogidas de basuras según él es personalizado, pues en el supuesto de que un vecino tenga que deshacerse de un bien mueble, su recogida no genera un coste para el demandante del servicio, el ejemplo por él puesto contradice su propia teoría. Así, en el Pleno Extraordinario, 7/Noviembre/ 2011, José Luis Fernández-Quejo afirmó: «Aunque el Ayuntamiento tenga superávit todos los años, esto va a cambiar, en esto y en cualquier otra cosa que signifique una tasa o un precio público. El coste del servicio va ser asumido por los usuarios […] No es una cuestión de dinero, es una cuestión de que el usuario que disfrute de un servicio page el coste […] no es una cuestión de dinero, es una cuestión de coste». Por si esto fuera poco, en el Pleno Extraordinario, 11/Noviembre/ 2011, refiriéndose a los comerciantes y hosteleros, dijo: « Pagan la tasa de la basura porque la generan, y en muchos casos más de lo que dicen, porque hay veces que nos hacen la jugada y por eso tenemos que estar con la inspección».

El alcalde, José Luis Fernández-Quejo, justifica el espectacular aumento que ha implementado a la Tasa de Basuras diciendo que sube las Tasas y los Precios Públicos pero que no sube los impuestos. La concejala de Hacienda, Sra. María Isabel Torres, aprueba satisfecha la medida. Será porque a ellos semejante subida no les duele. Y no les duele porque viven en una realidad paralela, en un mundo en el que para ellos no cabe la posibilidad de figurar en las listas del desempleo, en unas circunstancias económicas personales que les impide distinguir entre lo que es necesidad y lo que es puro capricho.

Pero si cualquiera de los trabajadores de San Lorenzo de El Escorial que no poseen titulación superior percibieran como salario 110 millones de las antiguas pesetas cada cuatro años, es decir 165.000 € anuales –exactamente la misma titulación y el mismo sueldo que posee y percibe José Luis Fernández-Quejo, según él mismo reconoció, tal y como se recoge en el Acta del Pleno Extraordinario, 30/junio/2011, página 13: «Por eso puedo saber bien claro cuál es mi sueldo, cuál va a ser mi sueldo durante toda la legislatura. Por eso lo he dicho a los periódicos y por eso publicaré mi nómina, se lo anticipo. Pero aparte le digo que son 165.000 € anuales, 110 millones de pesetas en una legislatura ¿vale?»–, entonces la subida del recibo de la Basura a ese trabajador le traería sin cuidado, de la misma manera que le trae sin cuidado a José Luis Fernández-Quejo porque desde que él es alcalde se ha embolsado la nada desdeñable cifra de 467 millones y medio de pesetas.

Pero hete aquí que hay mucha gente que no gana ese dinero todos los días, incluso que ahora ni siquiera tiene un puesto de trabajo, que está en el paro desde ya no sabe cuándo, que no tiene ninguna previsión de que su situación económica vaya a mejorar, que a duras penas logra llegar a fin de mes, que vive de lo que buenamente pueden ofrecerle sus familiares o de lo que recibe de algunas instituciones benéficas. Pero claro, qué clase de empatía se puede esperar de un sujeto que no tiene otro oficio ni beneficio que ser presidente del Partido Popular de San Lorenzo de El Escorial, alcalde-presidente de dicho municipio, diputado de la Asamblea de Madrid, miembro del Consejo de Administración del Consorcio Regional de Transportes, miembro de la Comisión de Turismo de la FEMP, miembro del Consejo de Administración del Consorcio Turístico de Madrid, miembro de la Comisión Ejecutiva de la FMM, miembro de la Comisión para la Seguridad en la Comunidad de Madrid, miembro de la junta Directiva Regional del Partido Popular de Madrid, miembro de la Ejecutiva Regional del Partido Popular de Madrid, coordinador de Zona Noroeste del Partido Popular de Madrid, miembro de la Comisión Presidencia E Interior, miembro de la Comisión Cultura y Turismo, secretario de la Comisión de Transportes e Infraestructuras, consejero del Consejo de administración del Patrimonio Nacional y vocal del Consejo de la administración de Cajamadrid. Definitivamente, ninguna.

Tantas y tan diversas ocupaciones bien pueden ser la causa de que el actual alcalde de San Lorenzo de El Escorial no pueda dedicar todos sus esfuerzos a las tareas sustantivas de Gobierno municipal, motivo por el cual las más elementales medidas de los sistemas de seguridad de algunas empresas externas que tienen asignadas labores que deberían ser competencia del Ayuntamiento, como la que se dedica a la recogida de Basuras, escapan a su control y por tal motivo se produce un incendio aparentemente fortuito en una de sus naves, destruyéndose en el mismo dos camiones y una barredora sobre los cuales ya se había solicitado presupuesto para su sustitución, debido a su lamentable estado de deterioro. Ante semejante infortunio, el alcalde y su Equipo de Gobierno acuden a su única esperanza, solicitando a la Dirección General de Cooperación con la Administración Local el alta en el Programa Regional de Inversiones y Servicios de Madrid (PRISMA), para el periodo 2008-2011, del suministro denominado «Camiones de basura para la Concejalía de Servicios», esto es: dos camiones recolectores de carga lateral con capacidad para 26 m3,un camión recolector de carga trasera de 20 m3 de capacidad y dos camiones recolectores satélites de carga trasera de 7 m3, por un importe total de inversión de ochocientos mil seiscientos treinta y un euros con ochenta y dos céntimos (800.631,82€).

¿Y nos extrañamos que el alcalde nos suba la Tasa de Basuras? Si queremos gozar de una mínima calidad de los servicios públicos, sólo nos podemos permitir disfrutar de lo que podemos pagar. Pero como el despilfarro es la norma que impera en todas y cada una de las actuaciones del Equipo de Gobierno municipal, luego pasa que tenemos que recurrir al dinero de la Comunidad de Madrid, como si no fuéramos nosotros los que la financiamos con nuestros impuestos.

Categorías: General