Y VOLVIÓ EL ELEFANTE

Corría el dia 9 de Octubre del año 1583 cuando Felipe II hizo traer al Monasterio de San Lorenzo un animal no visto por estos lares, se trataba de un elefante que vino a hacer las delicias de los frailes que aquí moraban, con su guía a lomos paseó por el recinto llegando a subir por la escalera principal, 190 años después otro 9 de octubre pero de 1773, se repetía la historia, esta vez el artífice fue Carlos III, quien quiso mostrarlo en San Lorenzo de El Escorial tras llegar de Manila y descansar unos días en La Granja, cuentan los escritos de la época que se dio un baño en el patio de evangelistas después de destrozar otro estanque. 

12346474_941238109284852_2128466222567889805_n

Y otro 9 pero esta vez de diciembre, 242 años después otro paquidermo vuelve a ser el centro de atención de nuestras gurriatas calles, esta vez no tenemos que agradecer a ningún rey tan voluminosa visita, esta vez es todo gracias al trabajo desinteresado de unos vecinos que cada año invierten su poco tiempo libre en trasladarnos a Belen de hace 2000 años, con sus mercados, con sus romanos, su pesebre y como no la estrella que mil veces sera fotografiada estas fiestas nuestro gran y único elefante del Belen Monumental.

Sirvan estas lineas como agradecimiento y respeto por estas personas que cada miércoles de diciembre antes de inaugurar el Belen pasean al elefante por nuestras calles, tampoco queremos olvidarnos de Manolo, que desde Charoles y La Taberna del corcho ese día les prepara un buen ágape para recuperarse y celebrar tan ímprobo trabajo.

Desde AME queremos daros las gracias felicitaros por vuestro titánico trabajo y que esos miércoles pre-inauguración se terminen convirtiendo en algo especial para todos los gurriatos.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.