HA LLEGADO LA ALTERNATIVA MUNICIPAL

Captura de pantalla 2015-05-04 a la(s) 15.39.50

Hace cuatro años para sorpresa de muchos, elegíamos a nuestro representante Carlos Zarco concejal de este Ayuntamiento. Desde el minuto cero de tomar posesión, demostró oponerse a las “alcaldadas” y a la compra-venta de su silencio.

  • A partir de ahí y desde dentro aprendió a conocer que la política de este gobierno municipal, desde hace veinte años, no había defendido jamás los intereses de nuestra comunidad vecinal. Venía atendiendo los particulares intereses políticos y económicos del Partido Popular y los de la Comunidad de Madrid, haciendo equilibrios entre Gurtel y Púnica.
  • En consecuencia este Alcalde ha ejercido sus funciones como un comisario político al dictado de las instrucciones recibidas. Es decir, sin independencia para resolver los problemas existentes en los 56 kilómetros cuadrados del área municipal.

¿Pruebas?: una política privatizadora de los servicios que ha significado un suculento negocio para las empresas adjudicatarias, sin ningún beneficio para la comunidad vecinal, haciendo del Ayuntamiento una lonja de contratación. Eso por un lado, mientras que por otro este alcalde-comisario demostraba su incompetencia, dejando sin resolver el peligro mortal que a diario supone circular por la carretera M-600, por ejemplo.

Desde el Ayuntamiento, veinte años contemplan el ruinoso fracaso de un alcalde del P.P. ¿Queréis todavía más?

Nosotros, legítimamente, deseamos continuar nuestra tarea los próximos cuatro años, presentando una Lista Electoral formada por hombres y mujeres con hondas raíces familiares y populares en esta comunidad, para demostraros el significado de la independencia política, solo obediente a la voz de sus vecinos, devolviéndoles la palabra y la acción en el Ayuntamiento.

  • A estas elecciones municipales se presentan aquí extrañas formaciones políticas. Unas con el ansia de ampliar el poder comisarial de sus aparatosas centrales políticas, desde Madrid o desde Barcelona. Otras con el contradictorio deseo de ser elegidos para no hacer absolutamente nada.
  • Mucha terea nos queda por delante. Lo sabemos. Precisamente todo aquello que el alcalde-comisario y su Gobierno no ha hecho o deshecho por mandato de los poderes de sus amos. Lo uno y lo otro envuelto en una apolillada política electoral de última hora –al viejo estilo de los malos estudiantes- maquillando algunas calles del pueblo con unos cuantos metros cuadrados de alquitrán.

Falta muy poco para que -si así lo queréis- llevemos al Ayuntamiento una gestión municipal libre e independiente, sin comisarios ni comisiones.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.