PARTICIPACIÓN VECINAL

democracia-participativa

Con este título se pretende etiquetar una “Democracia Participativa” de la que carecemos. No hay nada más alejado de nuestra realidad.

Nosotros la entendemos: Cuando las personas que forman una comunidad disponen de mecanismos naturales para definir su convivencia y elegir a los más capaces como sus representantes políticos, sin depender de algo tan poco conveniente como es un partido político que por coherencia con sus intereses, gobiernan de espalda a sus representados.

Alternativa Municipal Española (A.M.E.) necesitó estructurarse como Partido Político porque no había otra forma para participar, ni siquiera siendo un colectivo que no pertenece a ningún partido de ámbito Autonómico y Nacional. Nuestro interés es solamente, trabajar por nuestro pueblo, San Lorenzo de El Escorial.

Si las personas que conforman nuestro Pueblo nos dan su confianza para poder influir, propondríamos diversas actuaciones relacionadas con la participación vecinal como:

  • Constituir una “Junta Vecinal” de control y seguimiento de la gestión en la búsqueda de la eficacia y la transparencia que una actividad socioeconómica pública requiere.
  • Se potenciaría la presencia de los colectivos naturales de San Lorenzo, apoyando y cooperando con los proyectos a través de: Asociaciones, Colectivos Empresariales, Profesionales, ONGs, Cofradías, Clubs…
  • Posibilitar un registro que canalice las iniciativas de personas o colectivos sin necesidad de representar a ninguna organización política.

A.M.E., te propone, respetado vecino, que con tu voto te incluyas en el significado de ser protagonista de la vida social de San Lorenzo; juntos todos, vecinos, oposición y gobierno, debemos unir nuestras motivaciones para crecer en calidad de vida real para todos, incluyendo, con una inquietud muy prioritaria, a los mayores y jóvenes de nuestro Municipio.

Rompe tu indiferencia como asiduo abstencionista, danos por una sola vez tu confianza para unirte a la nuestra y juntos, construir un futuro inmediato común pleno de dignidad.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.