farogrrm300606foto6

Delirante y sospechosamente, el Partido Popular e Izquierda Unida vuelven a coincidir en el modo de entender la gestión económica municipal, oponiéndose ambos Grupos Políticos a la moción presentada por AME sobre una bajada de Impuestos, Tasas y Precios Públicos similar a la realizada en el vecino ayuntamiento de Galapagar, cuyo alcalde, Daniel Pérez Muñoz, también del Partido Popular, fue duramente criticado por José Luis Fernández-Quejo, quien llegó a acusarle de ocultar a los vecinos de su municipio una deuda cercana a los 150 millones de euros. Asimismo, José Luis Fernández-Quejo calificó de falsedad la supuesta bajada de impuestos anunciada por el alcalde de Galapagar.

La aprobación de la moción presentada por AME hubiera supuesto una bajada del 19% en el importe de los Impuestos, Tasas y Precios Públicos Municipales, así como su fraccionamiento en 11 plazos. Las coincidencias entre el Partido Popular e Izquierda Unida no terminan en la gestión económica sino que también en el plano ideológico parecen comulgar al haber declarado el alcalde popular compartir la ideología marxista, afirmación que realizó repetidas veces en el transcurso del Pleno Ordinario celebrado el pasado viernes 29 de Noviembre.

Que un partido de ideología marxista como Izquierda Unida abogue por aumentar la carga impositiva sobre los vecinos es ideológicamente razonable, pero que un alcalde que milita en un partido liberal-conservador como el Partido Popular haga otro tanto sólo se entiende cuando el alcalde compite en su grado de compromiso marxista con el propio portavoz de Izquierda Unida. Que es exactamente lo que ocurrió durante de último Pleno.

Categorías: General