untitled1

Tras haber reconocido durante el Pleno celebrado el día 30 de Julio la morosidad del Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial por no pagar en plazo a sus proveedores, teniendo éstos que pedir el pago al Ministerio de Hacienda quien se lo hace efectivo y después repercute el montante al Ayuntamiento con los intereses preceptivos, la inefable concejal de Hacienda, Isabel Torres, deponía el pasado viernes 27 de Septiembre en El Faro del Guadarrama «la buena salud de las arcas municipales». A tal punto debe llegar esa buena salud, que la susodicha concejal afirmaba por activa y por pasiva que la Hacienda Municipal tiene un superávit anual de 4 millones de euros, estimación que el alcalde elevaba a 8 millones cuando fue entrevistado hace unas semanas en el diario La Razón, suponemos que por tener éste mucha mayor tirada y ser de difusión nacional.

Si el Ayuntamiento tuviera un superávit de cuatro u ocho millones de euros anuales, ¿qué necesidad tendría de acogerse al Plan de Medidas Urgentes contra la Morosidad de las Administraciones Públicas y de Apoyo las Entidades Locales en Problemas Financieros?, ¿qué necesidad tendría de pedir un crédito tras otro a las entidades financieras para pagar las nóminas de los empleados municipales?, ¿qué necesidad tendría de subir sistemáticamente los Impuestos, las Tasas y los Precios Públicos municipales? Por supuesto que ninguna, pero parece que el Ejecutivo municipal del Partido Popular nos toma a los vecinos por tontos e ignora que el castigo del embustero es no ser creído aun cuando diga la verdad

Categorías: General