emigración juvenil

La fractura social de España es un hecho indubitable. Así lo demuestra el alto porcentaje de jóvenes españoles que se han visto obligados a emigrar al extranjero en busca de un puesto de trabajo al encontrarse el 56,14% de los mismos en paro y sin perspectivas laborales a corto, medio y largo plazo. Baste señalar que la emigración entre los jóvenes españoles aumentó el 41% desde el comienzo de la crisis en 2008.

Y los responsables de esta lamentable situación son la clase política española, las entidades financieras y el sistema económico liberal-capitalista, incapaces de crear unas óptimas condiciones económicas para que las grandes empresas y las Pymes puedan ofertar puestos de trabajo dirigidos a la que según esos mismos políticos dicen que es la generación mejor preparada de toda la Historia de España.

La clase política, por ser incapaz de mirar más allá de sus propios intereses, las entidades financieras, por hacen de la usura su medio de vida, y el sistema económico liberal-capitalista, por deshumanizar al trabajador, convirtiéndolo en un mero eslabón de la cadena productiva y robándole el protagonismo en las decisiones de las empresas, están convirtiendo a España en un solar y a los españoles en mano de obra barata al servicio del mejor postor.

Categorías: General