farogrrm300606foto6

En el ecuador de la legislatura, el resumen de estos dos años de Gobierno del Partido Popular al frente del Ayuntamiento (y van 18) no puede ser más negativo, pues desde su inicio el alcalde, José Luis Fernández-Quejo, intentó silenciar a los miembros de la oposición ofreciéndoles un sueldo cuya cantidad podrían fijar ellos mismos, a cambio de que votasen a favor de la contratación de su amigo y compañero de partido Manuel Batres Pérez, candidato no electo de las listas del PP en las últimas elecciones municipales, como Coordinador de Infraestructuras, Suministros y Servicios Urbanos, por un importe anual de 34.272 €. Finalmente, ante la negativa de los portavoces de los Grupos Políticos de la oposición, el alcalde procedió a contratar como “Cargo de Confianza” al susodicho ex concejal del PP por el procedimiento de libre designación

A ello hay que sumar la contratación de una “Coordinadora de Servicios Económicos”, con un sueldo anual de 60.000 €, puesto que recayó casualmente en una funcionaria con categoría A2 a pesar de optar al puesto dos funcionarios de carrera con categoría A1. Funcionaría que es íntima amiga de los Concejales Populares y especialmente del número 17 de la lista del PP a las últimas elecciones municipales, José Ignacio Hernández.

También se ha contratado en diversas ocasiones como profesora de grabado a la sobrina de la concejal de Mayores, Pilar Santiso, a pesar de optar al puesto personas con mayor cualificación profesional (Licenciatura en Bellas Artes), titulación que no posee la afortunada.

De igual forma dos ex concejales del PP, Juan Carlos de Andrés (Dirección Cementerio Municipal) y Consuelo Ugarte (Asesoría Jurídica), han visto renovados sus contratos esta legislatura por importe de 20.000 € anuales por cabeza y sin dedicación exclusiva.

El contrato de “Prensa”, por importe de 14.000 € anuales, fue adjudicado a Hugo Alonso, anterior gerente Popular del Ayuntamiento de Robledo de Chavela y con diversos cargos en otros ayuntamientos gobernados por el Partido Popular, como el de Boadilla del Monte. Y aún estamos a la espera de que se adjudique el nuevo contrato de “Prensa y Comunicación”, por un importe anual de 39.000 €. Hace unas semanas nos apostamos los colmillos de un jabalí a que el mismo recaería en la empresa Radiomate S.L., cuyo Socio-Director casualmente es Hugo Alonso. Aunque Gonzalo Cuesta haya pedido un informe técnico para no incurrir en una posible ilegalidad, al respecto ya anticipamos que no todo lo legal es políticamente decente.

Y también de forma absolutamente escandalosa se ha adjudicado el contrato de “Asesoría de la Concejalía de Urbanismo” a la empresa propiedad del “amiguísimo” de la Concejal de Hacienda, Isabel Torres, por un importe anual de 296.000 €, siendo evidente la falta de necesidad de dicho asesoría por el estallido de la burbuja inmobiliaria. TODO POR LA PASTA.

http://www.interviu.es/reportajes/articulos/chantaje-en-el-ayuntamiento-de-el-escorial-madrid

Categorías: General