plan prisma

En sus orígenes, el Plan Prisma (Plan Regional de Inversiones y Servicios) fue concebido para que, con fondos aportados mayoritariamente por la Comunidad de Madrid, se construyesen centros culturales, instalaciones deportivas y equipamientos urbanos y sociales, siendo los propios consistorios los que decidían qué proyectos querían acometer ajustándose a las demandas vecinales. Demandas que solían concretarse en centros de salud, bibliotecas, centros de mayores y de juventud, casas culturales, parques, zonas verdes, polideportivos y otras dependencias.

El Equipo de Gobierno municipal del Partido Popular de San Lorenzo de El Escorial ha venido empleando dichos fondos para, entre otras cosas, remodelar accesos, asfaltar calles, etc., sin olvidar que en el año 2013 también esos fondos han servido para comprar un camión barredora y un camión cisterna, aparte de los 317.160 € destinados para el servicio de limpieza. Maquinaria que es puesta a la entera disposición de la empresa GSC, lo cual es harto cuestionable porque la empresa GSC, al mismo tiempo que le pasa al ayuntamiento una millonaria factura anual por sus servicios, es equipada con material comprado por el propio ayuntamiento, haciendo uso de gran parte de los fondos del Plan Prisma.

Un 25% de los fondos destinados a cada municipio del Plan Prisma podía ser empleado libremente para cubrir «gastos corrientes», hasta que una nueva normativa permitió la ampliación de dicho porcentaje a un 50% del total. Finiquitado el negocio de la recalificación de terreno público para la especulación urbanística, es precisamente el artículo único del Decreto 25/2013 de 4 de Abril la tabla de salvación a la que se ha aferrado la Hacienda municipal sanlorentina para destinar el 50% de la inversión del Plan Prisma al pago de los «gastos corrientes». Gastos corrientes que corresponden, entre otras, a partidas tan relacionadas con «la inversión en los servicios» como son: arrendamientos y reparaciones e indemnizaciones por razón de servicio, es decir el pago por la externalización de servicios básicos para la vida cotidiana de los vecinos como son el agua, el alumbrado, el alcantarillado, la recogida de basuras y la limpieza de calles, parques y jardines.

Categorías: General