El excelentísimo

A pesar de que a los miembros del Partido Popular se les llena la boca declarando que en su ADN está impreso la bajada de impuestos, y que el punto 2 del art. 44 de la normativa Texto Refundido de la Ley Reguladora de Haciendas Locales señala: «Cuando existan razones sociales, benéficas, culturales o de interés público que así lo aconsejen, la entidad podrá fijar precios público por debajo del límite previsto…», con los votos de los representantes del Partido Popular en el Ayuntamiento, el Equipo de Gobierno Local ha aprobado un incremento equivalente al IPC en los precios públicos del Área de Deportes para la temporada 2013-2014.

En roman paladino: suben TODOS los abonos del Área Municipal de Deportes; TODOS los suplementos mensuales de escuela o actividad para no abonados; TODOS los abonos de deporte con suplemento para alumnos con actividades con profesor; TODAS las cuotas de actividades y escuelas para abonados (escuelas deportivas y actividades deportivas), y suben también TODAS las entradas y alquileres; suben TODOS los precios públicos del Centro de Agua y Salud.

En respuesta a las informaciones aparecidas en diferentes medios de comunicación sobre la financiación ilegal del Partido Popular, del caso Bárcenas, de la doble contabilidad de dicho partido, de los sobresueldos que afectan a algunos de sus miembros, de que la Junta de Gobierno del PP de San Lorenzo contratara y aprobara diversos actos urbanísticos con una empresa (CIMAGA S.L.U ) investigada en la trama Gürtel, del enchufismo, amiguismo y despotismo que se han convertido en una práctica habitual en nuestro Ayuntamiento, del imparable número de familias con todos sus miembros en paro, de las dificultades financieras que atraviesan los pequeños y medianos empresarios, de la precariedad laboral y salarial de los empleados públicos y los trabajadores por cuenta ajena, la sensibilidad social del Equipo de Gobierno Local se resume en elevar la carga impositiva a los vecinos, subiendo los Impuestos, las Tasas y los Precios Públicos en cuanto hay ocasión.

El caso es que de algún sitio hay que sacar para pagar los desmesurados sueldos que a sí mismos se han concedido los cargos políticos municipales y los que graciosamente éstos vienen adjudicando a la legión de coordinadores y asesores elegidos a dedo entre sus amigos y correligionarios. ¿Para qué cinco tenencias de alcaldía? ¿Para qué tanto coordinador? ¿Para qué tanto asesor? ¿Para qué sirven los más de 4 millones de euros de superávit que según el alcalde tiene la Hacienda municipal? ¿Parará Pepón?

Categorías: General