ALTERNATIVA MUNICIPAL ESPAÑOLA

PRESUPUESTO CAPRICHOSO, INJUSTO E INSOLIDARIO

El pasado martes 31 de enero se aprobó, en el Pleno extraordinario convocado a tal efecto, gracias a los votos favorables de los nueve ediles del Partido Popular, el presupuesto de 2012 para el M.I. Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial.

A pesar de los escandalosos sueldos que unilateralmente se han concedido los representantes municipales del Partido Popular, los mismos no han sentido rubor ni tenido la decencia de aprobar el presupuesto antes de que finalizara el año 2011, ocupados como estaban en nombrar cargos de confianza de libre designación.

El presupuesto municipal de 2012, elaborado y aprobado por los representantes del PP, contempla una indecente subida de impuestos y tasas, aproximadamente del 15%, a pesar de que la estimación total del mismo es ligeramente inferior al aprobado para el ejercicio económico anterior.

Al calor del debate surgido durante el Pleno, ante la inminente aprobación (manu militari) del presupuesto municipal de 2012, quedó meridianamente claro que tanto la información aportada como las explicaciones del Equipo de Gobierno fueron a todas luces insuficientes, farragosas, enrevesadas, ocultistas y salpicadas de eufemismos que sólo pretendían ocultar lo evidente: con su alcalde a la cabeza, José Luis Fernández-Quejo, el Equipo de Gobierno Municipal hace, deshace y derrocha el dinero de los contribuyentes sanlorentinos como le viene en gana, según su propia conveniencia y presuntamente hasta donde se lo permite la ley, retribuyendo amistades, premiando a los compañeros de partido, contratando coordinadores de libre designación a precio de oro y subvencionando, en forma de propaganda institucional, determinados medios de comunicación cuyo poder mediático luego utiliza en su propia conveniencia y en la de los intereses electorales y propagandísticos de su partido.

Y como al alcalde y a su Equipo de Gobierno les falta valor para reconocer ante la opinión pública esta serie de arbitrariedades abiertamente, pretenden camuflar, solapar, esconder y ocultar los gastos derivados de las mismas bajo epígrafes y apartados generales. Nos estamos refiriendo, concretamente, al sueldo que percibe el ex concejal del PP Manuel Batres Pérez (34.272 €) como Coordinador de Infraestructuras, Suministros y Servicios Urbanos, que aparece reflejado en el presupuesto en el apartado de «Retribuciones Personal Eventual». O a la retribución que percibe el ex concejal del PP Juan Carlos de Andrés Hermana (13.200 € + IVA) como Consultaría y Asistencia Técnica para Dirección, Supervisión, Control y Asesoramiento del Mantenimiento de Instalaciones y Servicios Funerarios del Cementerio Municipal, asimismo reflejado como «Retribuciones Básicas Cementerio». O a los honorarios que percibe la cibernética colega de la cúpula local del PP Rocío Laspra Sánchez (38.464 €) como Coordinadora de los Servicios Económicos, a su vez reflejado en el apartado de “Retribuciones Básicas Servicios Económicos», suponemos. O el sueldo que percibe la ex concejal del PP Consuelo Ugarte García (18.000 € + IVA) en concepto de prestación de Servicios Jurídicos, reflejado en el presupuesto Dios sabe dónde.

No obstante, si el amiguismo practicado por José Luis Fernández-Quejo y su Equipo de Gobierno Municipal no fuera motivo suficiente de censura, si la reducción del salario de muchos empleados públicos en un 30% no fuera una medida económica que supone suprimir el chocolate del loro, el clientelismo también ha hallado cabida en los presupuestos aprobados por el Partido Popular. Por ejemplo, el alcalde se permite derrochar el dinero recaudado entre los sanlorentinos subvencionando determinados medios de comunicación (El Faro del Guadarrama, El Telégrafo, COPE de la Sierra, Onda de la Sierra), medios de comunicación que luego han de devolver los favores recibidos (59.000 € del ala) mostrando sumisión y haciéndose eco de la lucha partidista del alcalde Popular. Todo es poco y poco importa el dinero cuando es el bolsillo de los demás el que sufraga las subvenciones encubiertas, en forma de propaganda institucional, para luego encontrar un altavoz donde soltar las soflamas. Ya se sabe que cuando no se tiene razón, se miente y se insulta. Y cuanto más alto y a más gente llegue el insulto y la mentira, mejor.

Otra de las partidas reflejadas en el presupuesto que nos ha llamado poderosamente la atención ha sido la destinada a “otro material técnico protocolo” (4500 € de nada), lo que no sabemos, porque no se especifica, es si se lo van a gastar en banderines, canapés, vinos, suvenires varios o en qué demonios se lo van a gastar. Como tampoco sabemos si los 17.000 € en concepto de “gastos especiales recepción y protocolo” serán destinados a la adquisición de mullidos almohadones de terciopelo que acojan las augustas posaderas de algún personaje, a sufragar banquetes, saraos y francachelas, o sencillamente serán empleados en regalar a los ilustres visitantes unos buenos Cohibas. Los 3000 € en “gastos diversos hermanamientos” suponemos que serán utilizados en la compra de alguna placa conmemorativa, o en viajar por el mundo, que es cosa didáctica y que aporta cierta cultura.

Ahora bien, lo más rocambolesco de todo el presupuesto es que el Gobierno municipal del Partido Popular por fin ha descubierto que la internalización de las empresas, que siempre debieron haber sido públicas, supone un cuantitativo ahorro del gasto presupuestario. Lástima que hayan dejado las arcas municipales hechas unos zorros con tanta externalización de unas tareas que nunca debían haber sido dejadas en manos de entidades privadas, cuyo legítimo interés consiste en invertir el mínimo imprescindible y obtener a cambio el máximo rendimiento económico posible.

Estas son algunas de las razones por las que Alternativa Municipal Española presentará en los próximos días alegaciones al presupuesto inicialmente aprobado, interponiendo posteriormente en caso necesario el correspondiente recurso contencioso-administrativo, con el fin de hacer valer y defender los intereses de los vecinos de San Lorenzo de El Escorial.

El Equipo de Gobierno Municipal encabezado por José Luis Fernández-Quejo y su concejal de Hacienda, Isabel Torres, son responsables de un presupuesto injusto e insolidario, que castiga a los contribuyentes con una subida de impuestos y tasas cercana al 15%. En definitiva, una gestión que como poco puede ser calificada de desastrosa, caprichosa y derrochadora.

Categorías: General