De auténtico escándalo puede calificarse la subida de impuestos realizada por el PP a los vecinos de San Lorenzo y más concretamente la que se refiere al recibo de la basura la cual ha sido incrementada en un 25 % en tan sólo un año.

Y es que la previsión del Equipo de Gobierno Municipal para este año es la de obtener unos ingresos en concepto de basura de 1.630.000 €, es decir, un 16 % más que lo presupuestado para el primer año de legislatura, aquel ya lejano 2011, en el cual se presupuestaron 1.360.000 €.

Lo que realmente es de escándalo es el hecho que el dinero ingresado por esta vergonzosa subida, 270.000 €, coincide prácticamente si no fuera por ser todavía inferior a los 296.000 € del valor del contrato adjudicado al amiguísimo de la Concejal de Hacienda, Isabel Torres.

Categorías: General