En la edición del día 3 de Mayo de 2013, el Faro del Guadarrama comunicó la concesión del «Premio Limón» a Patrimonio Nacional por su labor de demolición del Valle de los Caídos. Existen muchas maneras de perjudicar los intereses económicos de los comerciantes y hosteleros del conjunto de pueblos enclavados en la Sierra del Guadarrama, pero sin duda Patrimonio Nacional, subiendo un 80% el precio de la entrada al Valle de los Caídos, ha elegido el camino más rápido y seguro para estrangular aún más si cabe la ya de por sí castigada actividad de la industria turística y comercial de toda la zona.

Comparativamente con lo sucedido en otros puentes de Mayo, en el 2013 el número de visitas al Valle de los Caídos se ha reducido de manera sustancial, produciéndose además el inusual hecho de que muchos coches se daban la vuelta en la misma puerta al conocer las nuevas tarifas, que como decimos Patrimonio Nacional ha incrementado en un 80%.

Por su parte José Luis Fernández-Quejo, alcalde de San Lorenzo de El Escorial y vocal del Consejo de Administración de Patrimonio Nacional, en una entrevista publicada el pasado día 2 de Mayo de 2013 en el periódico La Razón, cometió la temeridad de citar el Valle de los Caídos como uno de los centros neurálgicos del turismo local de San Lorenzo, no obstante haber hecho dejación de las funciones inherentes a su cargo de alcalde cuando el anterior Gobierno socialista suprimió la visita turística del conjunto monumental. Pero como una cosa son los hechos y otra distinta las palabras, las declaraciones de José Luis Fernández-Quejo publicadas en La Razón no hacen sino confirmar que el fariseísmo y la torpeza son dos de las cualidades políticas que adornan la estrambótica figura de la máxima autoridad municipal sanlorentina.

Categorías: General