A pesar de la ruina económica del ayuntamiento, del recorte de salarios a los empleados municipales, del despido de trabajadores, de la subidas desmesurada de impuestos y del recorte de servicios, la Junta del Gobierno del Partido Popular ha aprobado el concurso para los fuegos artificiales de las fiestas de 2013 por un valor de 30.000 €.

Esta cantidad es la misma que se destinó para las fiestas del año pasado, y es que nuevamente se comprueba que para el Equipo Pepero todavía no ha llegado la crisis. O lo que es peor: no han querido enterarse.

Categorías: General