La Unión General de Trabajadores (UGT) ha emitido un comunicado apoyando no sólo los intereses de la dirección de Patrimonio Nacional sino también saliendo en amparo del alcalde del Partido Popular de San Lorenzo de El Escorial, abandonando de este modo su tradicional defensa de los derechos de los trabajadores frente a los abusos de la patronal, convirtiéndose en un firme aliado de las políticas liberales del Partido Popular sanlorentino, y concediendo a AME un protagonismo y una cobertura en los medios de comunicación que nunca hubiéramos podido obtener con nuestros limitadísimos medios.

La estrambótica política sindical de apoyo a la dirección de Patrimonio Nacional viene a confirmar que el sindicato socialista está más por la labor de defender los intereses particulares de sus dirigentes que los del colectivo de trabajadores al que teóricamente debería representar y cuyos derechos debería proteger.

Semejante actitud sólo puede tener un calificativo, y es el de «TRAICIÓN». La UGT ha traicionado a los trabajadores por unas pocas migajas, las que han dejado caer displicentemente de la mesa de negociación los representantes de la dirección de Patrimonio Nacional. Migajas sobre las que se han abalanzado los sindicalistas de la UGT con la voracidad de los estómagos agradecidos. No es de extrañar, pues, que ante la perspectiva del inminente atracón, la UGT haya llegado a calificar de «desastre» el seguimiento que ha tenido la última huelga en los museos del organismo público, cuando la misma fue seguida en el Monasterio por el 90% de la plantilla de guías y guardería.

¿Qué defiende la UGT? A la vista del comunicado que el sindicato de clase ha emitido valorando los motivos y el seguimiento que ha tenido la huelga, cabe afirmar que la UGT sólo defiende los intereses particulares de sus dirigentes sindicales, quienes en no pocos casos heredan el cargo como si de la propia institución monárquica se tratara.

¿A quién defiende la UGT? En primer lugar, la UGT defiende los intereses patronales frente a los de los trabajadores. Y en segundo lugar, la UGT sale en amparo del alcalde de San Lorenzo de El Escorial, afirmando en su comunicado: «interesa que haya una huelga no porque defiendan los derechos de nadie, sino porque quiere hundir la hostelería de S.L. Escorial y hacer responsable al alcalde». En este sentido, en la sesión informativa, de fecha 22 de Marzo de 2013, AME presentó una propuesta de moción de urgencia en la que solicitaba la mediación del alcalde, en su doble condición de máxima autoridad municipal y vocal del Consejo de Administración del Patrimonio Nacional, a fin de que mediara entre las partes para la resolución del conflicto laboral y así poder evitar la huelga y los graves perjuicios que ésta acarrearía al comercio y a la hostelería sanlorentina. La moción, que literalmente decía: «Moción que presenta el grupo Alternativa Municipal Española Solicitando que el Sr. Alcalde como Regidor de este Ayuntamiento y así como miembro del Consejo de Administración de Patrimonio Nacional en representación de nuestro municipio, informe sobre los motivos de esta huelga al pleno de la Corporación y que medie para la resolución del conflicto que puede ocasionar daños a un sector estratégico en la economía de nuestro municipio, al igual que a muchos vecinos que trabajan en el organismo citado anteriormente», fue rechazada en su trámite de urgencia con los votos del Partido Popular, cuyo voto negativo se impuso sobre la suma de los votos de los Grupos Políticos municipales de PSOE, Izquierda Unida y AME. ¿Cómo pudo el alcalde argumentar que la propuesta no era urgente cuando la huelga estaba convocada para una semana después? No obstante, AME volvió a presentar la moción en el transcurso del Pleno celebrado cuatro días más tarde (26 de Marzo de 2013), consiguiendo el mismo resultado. En el turno de ruegos y preguntas de dicho pleno, el concejal de AME preguntó al alcalde si ya el viernes anterior conocía el contenido de los acuerdos alcanzados entre el Consejo de Administración de Patrimonio Nacional y la UGT, CCOO y USO. A lo cual el alcalde contestó afirmativamente, confirmando de este modo que ya conocía el acuerdo con anterioridad a que éste se firmara.

¿Cómo actúa la UGT? La UGT puede engañar a todo el mundo algún tiempo, pude engañar a algunos todo el tiempo, pero ya no está en condiciones de engañar a todo el mundo todo el tiempo. Porque, al igual que ha ocurrido en el caso de los ERE de Andalucía, la UGT actúa a espaldas del colectivo de trabajadores y de sus propios afiliados, metiendo algunos de sus dirigentes sindicales la mano en la caja y escondiendo el botín debajo del colchón.

Categorías: General