Queridos amigos y vecinos de San Lorenzo.

Os agradezco vuestra presencia y firmeza en este acto de apoyo y reconocimiento de todos los que dieron su vida por España como consecuencia de la barbarie terrorista.
Hace justo un año y en este mismo lugar nos reunimos ya para realizar el primer acto de apoyo a las Víctimas a través de la convocatoria de Alternativa Municipal Española coincidiendo con el Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo.
Y hace precisamente un año que advertimos del silencio al que habían sido degradadas las víctimas como consecuencia de lo que algunos quieren llamar proceso de paz pero que no es ni más ni menos que la claudicación a las tesis terroristas.
En tan sólo un año han sido innumerables las noticias y situaciones que han venido desarrollándose para continuar lo que los adalides de la conspiración y del odio iniciaron por oscuros motivos.
Desde la excarcelación de etarras por supuestas enfermedades terminales, o la paralización del caso Faisán, hasta el pacto con gobiernos extranjeros para la no detención de terroristas, todo ello sumado a la más que próxima derogación de la denominada Doctrina Parot en el cumplimiento de penas.
A esto es a lo que los diversos partidos y gobiernos han denominado el fin de la violencia y del terrorismo, permitiendo a través de la legalización de partidos y organizaciones terroristas, todo ello con el beneplácito de la judicatura, su presencia en las instituciones del Estado, permitiéndoles gobernar desde las más altas instancias.
El Gobierno del Partido Popular, un gobierno y un partido traidor con España, está más ocupado en dividir a los colectivos de víctimas que en defender la memoria y el honor de todas las personas que han perdido su vida por su condición de españoles.
Ejemplo de ello, que demuestra la catadura moral del Partido Popular, son las manifestaciones de su Secretario de Libertades, Sr. Oyarzabal, en las que tildaba de “ultras” a las víctimas que no comparten la política antiterrorista del Gobierno, política basada en la cesión y claudicación para los intereses separatistas.
Y es que hay que recordar que en nuestro país el terrorismo, a través de sus diferentes formas y organizaciones, tiene un único objetivo al cual jamás va a renunciar: la aniquilación de España.
Este es el verdadero y único objetivo del terrorismo en nuestro país, la destrucción de España, objetivo para el cual llevan asesinando más de cincuenta años con el silencio de muchos y el beneplácito de otros tantos.
Ahora nos dicen a los españoles en general y a las víctimas en particular que estamos en otro tiempo y que por lo tanto hay que ser generosos. Desde luego que no, rotundamente no: la libertad, el futuro y destino de España no se negocia, que lo vayan entendiendo.
Frente al silencio al que han condenado a las víctimas desde las instituciones del Estado, nosotros os pedimos que entre todos seamos su altavoz, que no ceje el empeño y la sed de justicia.
Ya sabemos que el recuerdo nunca es muerte, pero ahora más que nunca se necesita que ese recuerdo vaya cargado aún más si cabe de coraje, de libertad y de solidaridad con las víctimas.
Tristemente el concepto de España no está de moda, algo que se encargan de recordarnos todos los días estos traidores y mercaderes de libertades. Como tampoco lo está, no nos engañemos, el defender y apoyar a las víctimas del terrorismo.
Seamos valientes, generosos y cómplices, SI, de la libertad, de España y de las víctimas; no de las negociaciones, del chantaje y de la cesión al terrorismo.
Hace un año dijimos que al terrorismo hay que combatirlo sin tregua y sin piedad alguna. Y también dijimos que hay que combatirlo en la calle, en las escuelas, en las casas y también en las instituciones.
Nos reafirmamos en ello: ni una cesión, ni un ápice de generosidad y, por supuesto, con una ilimitada sed de justicia.
Justicia para las víctimas, justicia para sus familias y justicia para España.

Categorías: General