Las obras en la carretera de la estación, ya sobradamente conocidas y padecidas por todos vecinos, fueron iniciadas pocos meses antes del inicio de la campaña para las últimas elecciones municipales.

Dos años después y trabajando actualmente tan sólo dos operarios, las mismas no han terminado, siendo el claro ejemplo del derroche y falta de previsión que rigen en nuestro ayuntamiento.

Categorías: General