Debido a los abusos de la cúpula de Patrimonio Nacional en los recortes de derechos y salarios de los trabajadores, con toda probabilidad comenzará una huelga indefinida coincidiendo con el puente de Semana Santa, situación que provocaría graves perjuicios para el pueblo.

Especial decepción sufren los trabajadores con nuestro Alcalde ya que el mismo no defiende de ninguna forma sus derechos; hay que recordar que José Luis Fernández Quejo es miembro del Consejo de Administración de Patrimonio Nacional y cobra dietas del mismo, aproximadamente 900 € por cada una de las doce reuniones que se celebran anualmente.

Categorías: General