Así se desprende de la liquidación del presupuesto en el período de enero-junio 2012, donde no se ingresó cantidad alguna en las arcas municipales de los pagos realizados por vecinos en los parquímetros de la zona azul. Ya sabíamos que aparcar libremente en las calles del centro de San Lorenzo de El Escorial es tarea imposible porque la mayoría de ellas están afectadas por la «zona azul», cuyas tarifas son prohibitivas y las más altas de todos los municipios de la Sierra, pero lo que no sabíamos hasta ahora es que la recaudación de los parquímetros no se ingresaba en las arcas municipales.

¿DÓNDE ESTÁ NUESTRO DINERO?

Categorías: General